logotipo

Noticias

¿Constituye una desventaja la exigencia del servicio rural y urbano marginal de salud en Estado de Emergencia?

Lunes, 18 de Mayo de 2020

nOTICIA  

Cristian Carlos CÁCERES SIFUENTES*

El autor aborda las desventajas de mantener la exigencia del Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud (SERUMS) en una situación de Estado de Emergencia por razones sanitarias, como la actual por la existencia del COVID-19. Asimismo, evalúa la necesidad de modificar el marco regulatorio del SERUMS y apostar por otras medidas, debido a la ausencia de evidencia sobre el cumplimiento de los fines para los cuales fue instituido, esto es, distribuir de manera equitativa y retener al personal de salud en zonas calificadas como rurales y urbanos marginales a efectos de poder atender eficiente y eficazmente las necesidades de su población.

En la actualidad, conforme a lo establecido por la Organización Mundial de la Salud, se ha determinado la existencia de una pandemia mundial, debido al brote y alarmante esparcimiento de una enfermedad infecciosa de carácter respiratoria conocida como “COVID-19”.

Por ello, las autoridades al mando de nuestro gobierno de turno han debido tomar una serie de decisiones urgentes y agresivas al respecto; tales como la declaración de Emergencia Sanitaria a nivel nacional por el plazo de noventa (90) días calendario, por la existencia del COVID-19, así como, la declaración de Estado de Emergencia Nacional y el aislamiento social obligatorio, hasta el día 26 de abril del presente año.

Ante dicho escenario, nuestro sistema de salud ha tenido que enfrentar una serie de desafíos diarios a efectos de aplacar el desarrollo del COVID-19; siendo evidente que el alarmante crecimiento de los infectados por dicho virus podría resultar desproporcional con relación al nivel de respuesta que actualmente cuenta nuestro mencionado sistema de salud.

Dentro de los aspectos más importantes que se encuentren relacionados a la respuesta que corresponde a nuestro sistema de salud en el presente panorama, nos avocaremos al vinculado a la dotación del personal de salud que se encuentra destinado a la atención de la situación que actualmente nos viene aplacando.

Siendo ello así, debemos tener en cuenta que en la actualidad existe el Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud, conocido como SERUMS; el cual, de conformidad con el literal a) del artículo 5 del Decreto Supremo Nº 005-97-SA, que aprueba el Reglamento de la Ley Nº 23330, Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud, es un requisito indispensable para ingresar a laborar en los establecimientos del Sector Público en la condición de nombrados, contratados o por servicios no personales.

En complemento el artículo 6 del citado Reglamento, establece que el SERUMS, será realizado por los siguientes profesionales de la salud: médicos-cirujanos, odontólogos, enfermeras, obstetrices, químico-farmacéuticos, nutricionistas, tecnólogos médicos, asistentes sociales, biólogos, psicólogos, médicos veterinarios e ingenieros sanitarios.

Cabe precisar, que el SERUMS tiene por finalidad lograr una equitativa repartición de los recursos humanos en salud a efectos que aquellas zonas calificadas como rurales y urbanos marginales, cuenten con el personal de salud suficiente para atender las necesidades de su población; lo cual en esencia constituiría el motivo principal que permite establecerlo como un requisito indispensable para ocupar cargos en entidades públicas.

Sin embargo, en una coyuntura como la actual cabe hacerse la siguiente interrogante: ¿Constituye una desventaja la exigencia de realizar el SERUMS para que profesionales de salud ingresen a laborar en el Sector Público?; ello, teniendo en consideración que el COVID-19, nos está afectando de forma masiva y sin distinción de raza, sexo, condición social, entre otros aspectos, situación que indefectiblemente terminará afectando el nivel de respuesta del grupo humano que integra nuestro sistema de salud en general y que se encuentra atendiendo la emergencia de salud que en la actualidad nos encontramos sufriendo.

Por tales motivos y considerando que para hacerle frente a la situación que actualmente venimos afrontando, resultaría idóneo, al menos de manera temporal, que se exonere de la exigencia del SERUMS a aquellos profesionales de la salud que cumplan con los demás requisitos que nuestra normativa establezca para poder ejercer su noble profesión; resultando un escenario ideal para que nuestros padres de la patria puedan plantear y aprobar una iniciativa legislativa que permita la modificación de la Ley Nº 23330, Ley que establece el Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud, y su Reglamento, aprobado por el Decreto Supremo Nº 005-97-SA.

Sumado a ello y como una posición aún más crítica, se puede advertir la existencia de evidencia y motivos que permita sostener la necesidad de derogar el marco regulatorio correspondiente al SERUMS y apostar por otras medidas que permitan distribuir de manera equitativa y retener al personal de salud en zonas calificadas como rurales y urbanos marginales a efectos de poder atender eficiente y eficazmente las necesidades de su población.

En dicho sentido, tenemos que representantes del Colegio Médico del Perú han hecho de conocimiento que entre los años 2010 y 2018, un total de 39 577.00 de médicos realizaron el SERUMS sin percibir remuneración alguna y sujetándose a los riesgos y pobres condiciones que ello implica; cifra que equivale al 42.2% del total de médicos que han realizado dicho servicio en el mencionado período de tiempo[1].

Asimismo, se ha podido determinar que los accidentes y enfermedades laborales sumados a la escasez de servicios y coberturas que permitan su atención ante emergencias propias de las zonas clasificadas como rurales o urbanos marginales en las cuales se encuentran brindando servicios los profesionales de la salud sujetos al SERUMS, así como, la escasez de servicios básicos y el maltrato de diversas índoles que reciben dichos profesionales[2]; constituyen los principales motivos que desaniman a los profesionales de la salud a mantenerse como aquella cuota equitativa de recurso humano que permita satisfacer la demanda del servicio de salud en zonas rurales o urbanos marginales.

Tanto ello así, que durante el año 2019 el Colegio Médico del Perú hizo pública la intensión de plantear al Congreso de la República una propuesta legislativa que permita reemplazar la normativa correspondiente al SERUMS, calificándolo como: “anacrónico y exonera al Estado de su obligación de proveer servicios de salud adecuados en zonas vulnerables, y obliga a los médicos y otros profesionales de salud a cumplir en condiciones desventajosas este servicio durante un año como requisito para ingresar al Sector Público”[3].

A todo lo expuesto, se suma el hecho que en esencia el SERUMS carece de utilidad y efectividad para el fin que fue implementado, esto es poder distribuir de manera equitativa y retener al personal de salud en zonas calificadas como rurales y urbanos marginales a efectos de poder atender eficiente y eficazmente las necesidades de su población[4].

Corresponde resaltar que, si bien es cierto que es necesario que el Estado cumpla su deber de brindar un servicio de salud a su población en general, sin restricción alguna; dicha obligación debe guardar coherencia y ser proporcional con sus propios fines y además con los derechos que ostentan los profesionales de la salud que tengan la vocación de servir a la población que se encuentra en zonas calificadas como rurales y urbanos marginales, caso contrario nos encontraremos frente a una clara medida inconstitucional.

Para sustentar esta última afirmación, haré referencia al análisis efectuado a la luz del Test de Proporcionalidad[5], desarrollado por nuestro Tribunal Constitucional en una gran variedad de casos puestos a su competencia. Siendo que, si bien es cierto, el supuesto bajo análisis cumpliría con el subprincipio de idoneidad, puesto que se evidencia la existencia de una relación de causalidad entre el medio y el fin, esto es que la medida legislativa que establece el SERUMS tiene por finalidad distribuir de manera equitativa y retener al personal de salud en zonas rurales y urbanos marginales para la sostenibilidad del servicio de salud; dicho supuesto, no cumpliría con los estándares establecidos por el subprincipio de necesidad, considerando que existen otros medios alternativos menos lesivos y con mejores resultados para el fin que quiere lograr, tales como, el programa “Médicos Generales de Zona”, implementado por parte de nuestro país vecino y sureño de Chile[6], el cual brinda “(…) la posibilidad de un trabajo estable, bien remunerado y la posibilidad de especializarse con financiamiento del Estado una vez completado un mínimo de tres años en su destinación”[7].

 


* Abogado por la Universidad de San Martín de Porres, egresado de la maestría en Derecho Procesal por la misma casa de estudios, y del Master en Gerencia Pública por la EUCIM Bussiness School - España.

[1] Ver: https://larepublica.pe/sociedad/2020/03/05/mas-del-40-de-medicos-serumistas-trabajaron-sin-remuneracion-entre-el-2010-y-2018-serums-colegio-medico-del-peru-atmp/

[2] Christian R. Mejía, Mario J. Valladares-Garrido, Brian M. Romero, Danai Valladares-Garrido, Edgardo Linares-Reyes y Red GIS Perú. Accidentes laborales asociados al desánimo de médicos SERUMS para laborar en el primer nivel de atención de Lima, Perú. Abril del 2018. National Center for Biotechnology Information (ver: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5880218/).

[3] Ver: https://peru21.pe/peru/colegio-medico-peru-plantea-eliminacion-serums-sustituirlo-nuevo-programa-minsa-essalud-nndc-463692-noticia/?ref=p21r

[4] Percy Mayta-Tristán, Julio A. Poterico, Edén Galán-Rodas y Daniel Raa-Ortiz. El requisito obligatorio del servicio social en salud del Perú: discriminatorio e inconstitucional. Diciembre del 2014. Scientific Electronic Library Online – SciElo (ver: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-46342014000400026).

[5] Ídem.

[6] Ídem.

[7] http://mgz.cl/quienes-somos/


Mas Noticias

Zona Segura

sus   dis

Publicidad

Enlaces de Interes

Productos

prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod